Se dice que el tamal se originó en las civilizaciones Mayas y Aztecas, y se fue expandiendo poco a poco por toda América y el Caribe. En cada país puedes encontrar varias versiones de tamales con sus nombres característicos del lugar, si viajas a Venezuela conseguirás las hallacas y si viajas a Chile vas a poder conseguir las humitas que son muy parecidas al tamal cubano. 
 
El tamal cubano es el maíz tierno con el que se forma una masa luego de cocinarlo y procesarlo y posteriormente se envuelve en la hoja del maíz, los cubanos lo suelen rellenar con carne de cerdo, otros lo rellenan con queso, eso va a depender del gusto de cada quien, pero los tradicionales son solo de maíz.
 
El proceso de elaboración del tamal cubano es largo, pero en Cuba el momento de prepararlos es un día cuando se reúne la familia y reina el trabajo en equipo. Cada miembro de la familia colabora y cuando tienen el resultado, los tamales lo acompañan con una de las cervezas típicas de la isla caribeña y por su puesto las masitas de puerco y una buena música.