El Día de Todos los Santos en Cuba es una solemnidad religiosa con especial significado para las iglesias cristianas católicas, que rinde homenaje a todas las almas de los fallecidos, consideradas “santas” por estar en la presencia de Dios. Esta festividad tiene su origen a mediados del siglo IX cuando el papa Gregorio IV ordenó extender la celebración del 1 de noviembre a toda la Iglesia católica.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 56 Segundos
El día de Todos Santos en Cuba

Las tradiciones en torno a esta fecha han cambiado con el paso de los siglos y varían en cada país o región del mundo. En Cuba, lo más acostumbrado en el Día de Todos los Santos es visitar las tumbas de los fallecidos o antepasados en el cementerio. Además, se suelen celebrar misas y rezos.

Y como toda tradición normalmente está ligada a una comida, en el Día de Todos los Santos se preparan platos especiales y se consumen dulces que varían en cada país.

La comida cubana es una fusión culinaria de las culturas taínas, españolas, africanas y caribeñas. En el Día de Todos los Santos, como en muchas otras festividades, la comida juega un papel importante. Aunque no se mencionan platos específicos para esta fecha en Cuba, algunos de los platos típicos de la cocina cubana que podrían estar presentes en la mesa son:

  1. Ropa vieja: Un clásico de la gastronomía cubana, consiste en una carne desmechada o ripiada cuya estética responde a su nombre. Aunque el plato es originalmente con carne de res, en algunos lugares se suele encontrarlo con carne de cerdo.
  2. Ajiaco: Es la comida cubana que mejor representa nuestra idiosincrasia, cultura y por supuesto, nuestra gastronomía. El ajiaco es una comida típica cubana que recoge en un espeso caldo, las cosechas que se obtienen en los campos de la Isla.
  3. Moros y Cristianos: Moros y cristianos, también conocido como arroz moro o moros, es un plato criollo que se elabora a partir de una combinación de frijoles y arroz, lo que lo hace prácticamente indistinguible del arroz con frijoles. A menudo se confunde con el plato conocido como arroz congrí. Estos dos platos son icónicos en la cocina cubana, aunque los moros y cristianos también se disfrutan en toda la región del Caribe, así como en el sur de los Estados Unidos y Brasil. Se dice que este plato tiene sus orígenes en España y lleva el nombre de las históricas batallas entre moros y cristianos, que todavía se recrean en diversas festividades patronales españolas en la actualidad.

Recordamos a los nuestros con amor, unidad y tradición.