El consumo del quimbobó que se cultiva en Cuba favorece la salud del estómago, gracias a su alto contenido en fibra que ayuda al tránsito intestinal, impidiendo que se sufra de estreñimiento, también posee una pectina que hidrata y además protege la mucosa gástrica, ayuda a desinflamar la mucosa del estómago es un ingrediente eficiente para tratar los problemas de gastritis, casos de úlceras estomacales y los casos de reflujos.
 
El quimbobó regula los niveles de azúcar en la sangre y ayuda la disminución de lípidos en el cuerpo favoreciendo el sistema cardiovascular. Es una fuente rica en vitamina C y E, gracias al contenido de vitamina se convierte en un gran antioxidante que ayuda a eliminar los radicales libres responsables de posibles cánceres.
 
El quimbombó, el fruto comestible que acompaña varios platos de la gastronomía cubana se dice que es de origen africano y se presume que llegó a Cuba gracias a los esclavos en la época de la colonia. Es una planta fuerte, el tallo es robusto que se puede apreciar en Cuba y llega a medir 175 cm. el fruto está encapsulado y tiene una longitud de 30 cm y su color es verde y lo puedes ver amarillo y rojo, eso depende del momento de maduración.