Moros y cristianos platillo cubano

Es una deliciosa combinación de arroz y frijoles negros cocidos juntos en una exquisita sazón caribeña, que no puede faltar en la mesa de la familia cubana.

Plato Principal
+2 horas
4 Porciones

Ingredientes

250 gramos de Arroz blanco de grano largo

300 gramos de Frijoles negros secos

500 mililitros de Agua de cocción de los frijoles

2 Cebollas picadas

2 Dientes de ajo, picados

½ Pimiento rojo, en cubitos

½ Pimiento verde, en cubitos

1 cucharilla de Comino molido

1 cucharilla de Pimentón

½ cucharilla de Tomillo

½ cucharilla de Orégano

2 Hojas de laurel

3 cucharas de Aceite de oliva virgen extra

1 cucharilla de Sal

½ cucharilla de Pimienta negra

500 gramos de Tomates triturados

Preparación

Paso 1 : Durante 24 horas dejas remojar los frijoles, que han sido previamente lavados, en una grande cantidad de agua fría.

Paso 2 : Al día siguiente enjuagas bien los frijoles..

Paso 3 : En una olla grande agregas los frijoles y 3 veces su volumen en agua.

Paso 4 : Cocínalos tapados, a fuego medio-bajo, durante 1 hora y media. Los frijoles deben quedar tiernos, pero no triturados.

Paso 5 : Agrega  sal 10 minutos antes del final de la cocción.

Paso 6 : Escurre los frijoles y reservas 500 ml de agua de cocción.

Paso 7 : En una sartén profunda, calientas el aceite vegetal y fríe la cebolla, el ajo y los pimientos durante 1 minuto.

Paso 8 : Añade el comino, el orégano, la pimienta negra y las hojas de laurel. Mezcla.

Paso 9 : Agrega el tomillo y el pimentón y mezcla bien.

Paso 10 : Añade el arroz, los tomates y el agua de cocción a los frijoles.

Paso 11 : Cocina todo tapado durante 20 minutos a fuego lento, revolviendo, ya que la preparación tiende a adherirse al fondo de la cazuela.

Paso 12 : Cuando el arroz haya absorbido todo el líquido, retíralo del fuego y déjalo reposar 5 minutos antes de servir.