Este plato que le debe su nombre a una fusión francesa y africana, es uno de los que mayor aporte nutricional tiene, debido a su elaboración con frijoles de cualquier tipo pero que usualmente son negros o "colorados", arroz y la proteína de su elección, predominando en su mayoría el uso de la carne de cerdo, por ser rica en fibra y fácil de digerir además de su aporte elevado en vitaminas y minerales. Que para esta preparación es esencial retirar el exceso de grasa que pueda contener para hacerlo más saludable aún. 

Importante resaltar que este delicioso y variado platillo consiste en preparar los frijoles de su preferencia a hervor y una vez blandos se les colocan los condimentos de preferencia, dejando reducir hasta prácticamente solo ver los granos, las tazas de arroz pueden ser las que se deseen, siendo estás en mayor cantidad que los frijoles, si se desea se le puede agregar el arroz a los granos cuando aún tengan agua para que esté absorba una mayor cantidad de sabor. En cuanto a la proteína se puede hervir con condimentos y posteriormente agregar los frijoles o simplemente freír o asar aparte, para después agregarla a la mezcla de frijoles y arroz, una vez hecho esto se procede a mezclar hasta que todo se integre y finalmente se logra un plato con muchos elementos que por sí solos aportan nutrientes y vitaminas que fortalecen el cuerpo.

Su contenido calórico es de 370 kcal para 100gr, lo que lo hace un platillo completo y saludable, que puede acompañarte siempre que desees en el almuerzo sin afectar tu régimen alimentario.