Por estética y sabor, este puede ser el plato más degustado por los cubanos y que ha representado el gentilicio gastronómico de la isla a nivel internacional. También este plato es la elegida para las ocasiones populares, patrióticas y acontecimientos que ameriten el festejo, puesto que su presentación siempre luce espectacular a los ojos de los comensales.

Su origen tiene mucho por discutir, pues no se encuentran registro de quién o quiénes presentaron por primera vez este plato, pero muchos expertos cocineros coinciden que su aparición en la cocina cubana tiene que ver con el boom de los casinos en Cuba y las adaptaciones para mostrar un pedazo de cuba a los turistas.

El arroz imperial más consumido es el relleno con pollo, aunque como hemos dicho, puede prepararse con diferentes carnes. En ceremonias diplomáticas donde los cubanos son el anfitrión, este plato se convierte en el centro de mesa, como abanderado de la comida cubana.

Si bien este plato posee variantes, cosa que hace difícil rastrear sus orígenes, su preparación en casi idéntica para todos los gustos y adaptaciones. Y aparte del tipo de carne que elijas para acompañar, el arroz y la mayonesa son fundamentales. En fin, la estética de este plato debe ser de forma redonda, como una torta, y en la parte superior, como guinda, se acompaña con algunos pimientos como decoración. Muchos apuestan que este plato es la competencia del risotto italiano, pero para los cubanos el sabor no se compara con la de este plato, que bien tienen recibido su nombre.